NUESTRA APARENTE RENDICIÓN (NAR)
Espacio por la paz de México

Talleres y seminariosTALLERES Y SEMINARIOS
El pensamiento literario y sus aplicaciones.

Campos de amapolaCAMPOS DE AMAPOLA
Novela reportaje sobre el narco, la guerra y la paz.

Elisa KELISA K
Adaptación cinematográfica de la novela Elisa Kiseljak.

LOLITA BOSCH

La escuela rural en la que cursé la primaria se regía por un estricto método de enseñanza. Asistíamos alumnos de ocho grados, divididos en dos aulas. En la de la derecha, la señorita M, daba clase a los niños pequeños. En la otra, el señor S se ocupaba de los mayores. Los dos espacios estaban comunicados por un pasillo en el que había un esqueleto de plástico y un pequeño despacho. Cada maestro daba una hora y media de clase a cada grado: una por la mañana y media por la tarde. Las cuatro horas y medias restantes, leíamos.

De este modo, los niños de mi pueblo aprendimos a leer sin silencio.
Recuerdo la única vez en que el señor S rompió el riguroso ritmo escolar. Era una tarde de primavera y nuestro profesor debía comenzar dando media hora de clase a los alumnos de quinto grado. Pero cuando los demás íbamos a abrir los libros de lectura, él, de pie frente a la pizarra, nos dijo:
-       Hoy no vais a leer.
La clase, claro, enmudeció. Y por un momento, estoy segura, todos tuvimos mucho miedo.
-       Hoy voy a hablaros de algo muy importante, y quiero que me escuchéis todos.
Tras nuestro silencio, el señor S se aclaró la garganta algo nervioso y dijo con voz solemne:
-       Hoy os voy a contar quién fue Martin Luther King.